12 feb. 2009

Basic Impetus - Impresiones

Primeras partidas de Basic Impetus (BI) y primeras impresiones.

Una vez organizadas las minis de 10mm que tenía y formados los ejércitos (uno seléucida y otro romano republicano) he jugado las dos primeras partidas. Las reglas del BI son gratuitas y se pueden descargar desde esta página, es especiálmente útil la hoja de referencia rápida. Mis impresiones:

- Las reglas -

Sencillas. Más sencillas de lo que parecen, ya que la traducción a veces da lugar a ciertos errores (queda más claro en la hoja de referencia rápida), como por ejemplo girar/pivotar, que es lo mismo en BI pero no en la mayoría de wargames...

Cada unidad tiene 4 datos: Movimiento (M), Valor Básico de Unidad (VBU), Bono de Ímpetu (I) y Valor de Desmoralización (VD). El M es algo obvio, el VD sólo se utiliza para ver quién gana la partida y el I en las cargas. De esta manera, la partida se desarrolla básicamente con el VBU, lo cual se agradece. A medida que la unidad va sufriendo bajas se reduce su VBU, lo que afecta a su efectividad en el campo de batalla. Una vez su VBU se reduce a 0 la unidad se considera destruida/desbandada y se retira de la mesa. El VBU refleja por tanto el poder y el aguante de la unidad.

Una cosa que no me gusta mucho es que hay que usar marcadores... Son necesarios para indicar si la unidad está desordenada, en oportunidad (sólo en Impetus) o para contar los puntos de VBU que le quedan a la unidad. No me gusta tener que estar colocando fichas sobre la mesa o las unidades, y aunque se puede llevar el registro en la hoja de ejército, esto haría que el adversario no conozca el estado de la unidad ("¿A esa unidad le quedan 6 o 1 VBU?"). Lo de los marcadores es un mal menor, pero bueno soy así de especialito... :-) Lo solucionaré con minidioramas o algo así.

El movimiento trae tela... Tiene que ser cuidadoso, ya que hacer maniobras complicadas (y "maniobra complicada" es cualquier cosa que no sea mover en línea recta) desordena las unidades y las vuelve frágiles. Además, al no existir un movimiento de marcha/correr, las maniobras pueden hacerse bastante lentas. Procura acertar con el despliegue, luego será demasiado tarde para arreglarlo.

El disparo y el combate se resuelven de forma bastante parecida. Con dos tiradas de dados se calcula el número de impactos y los daños que sufre el objetivo. Al simplificar las reglas en BI, los hostigadores quedan muy mal... por modificadores no pueden hacer nada a otros hostigadores y es muy difícil que causen daños a otras unidades. Su función básica: hacer de pantallas (bueno, tampoco tan desencaminado...).

- Los ejércitos -

Las listas de ejército de BI se pueden ver en la web. Suelen ser bastante representativas, aunque algunas tienen fallos, en mi opinión (¿romanos republicanos sin triari?). El principal problema es que son listas cerradas, con sólo algunas opciones para ciertas listas, así que no hay mucho margen de maniobra.La cosa cambia en el Impetus normal.

Cada ejército incluye unas 8 unidades. Pueden parecer pocas pero la ventaja de este sistema son las bases. Para un ejército en 15mm (los más usados), las unidades tienen un frente de 8cm y una profundidad de 2, 3, 4 ó 6 cm dependiendo del tipo de unidad (hostigadores, infantería pesada, ligera o caballería). Si no eres muy tacaño con las miniaturas, el efecto que se consigue es muy bueno. Por ejemplo, mis unidades de romanos tienen 16 legionarios, 6 hostigadores o 12 jinetes.

Con esto eliminamos uno de los mayores problemas que veo a juegos como DBA: las unidades "raquíticas". Los juegos de escaramuzas están muy bien, pero si estamos jugando a un wargame que representa batallas a gran escala, 3 miniaturas no pueden representar una unidad...

- La partida -

Lo primero que llama la atención es el aspecto de la mesa una vez desplegados los ejércitos, porque SÍ da la impresión de un ejército, al menos con la escala que yo juego.La partida se resuelve rápidamente. No se generan muchas dudas y las unidades van perdiendo efectividad poco a poco hasta que colapsan. Si no llevas tus unidades sueltas, sino formando una línea de batalla y luchando por grupos, la partida es aún más rápida y da tiempo a jugar una revancha :-)

En fin, en la eterna búsqueda del sistema de juego perfecto, creo que esta vez he topado con algo interesante y que vale la pena. Partidas rápidas, sencillas, bastante realistas y con un aspecto impresionante sobre la mesa. De momento me tiene enganchado y estoy disfrutando como un enano preparando las unidades.

Bueno, y ahora a probar el Impetus completo (que lo tengo desde ayer!).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada